importancia del mantenimiento de las redes hidráulicas

La importancia del mantenimiento de las redes hidraulicas

El mantenimiento de redes hidraulicas e hidrosanitarias tiene una gran importancia para conseguir que los sistemas de alcantarillado y evacuación y transporte de aguas funcionen correctamente, y no se acumulen en él desechos, desperdicios, y otros sedimentos que podrían ocasionar problemas graves.

Cómo se realiza el mantenimiento

Un mal mantenimiento de redes hidráulicas hará que la capacidad de transporte de las mismas disminuya, pero también puede causar desatascos, roturas, o incómodas inundaciones. Mantener correctamente las redes hidráulicas es también una cuestión sanitaria. Para llevar a cabo un correcto mantenimiento se deben llevar a cabo múltiples acciones:

  • Lavar las tuberías con agua a presión: este tipo de trabajos se acomete con el fin de evitar la acumulación de desperdicios en la propia tubería y en sus paredes. Determinados productos químicos crean películas en el interior de las tuberías que pueden deteriorar los materiales.
  • Vaciado y limpieza de fosas sépticas para evitar fugas o desbordamientos. La fosa séptica sirve como depuradora para el tratamiento de las aguas residuales que se generan en el hogar.
  • Limpieza de colectores, arquetas, sumideros y canaletas.
  • Reparación y renovación de tuberías afectadas: es importante que las tuberías estén en perfecto estado y que se detecte rápidamente cualquier desperfecto, fisura o rotura que pueda ocurrir. Para ello, se realizan labores de mantenimiento y prevención.
  • Los sistemas hidráulicos industriales también requieren labores de mantenimiento, más complejas si cabe. En estos casos es de vital importancia revisar algunos elementos como el depósito de aceite, el respirador de aire, el interruptor de alta temperatura, o comprobar que la bomba funciona correctamente. Acumuladores, mangueras, abrazaderas y válvulas son otros elementos que hay que tener en cuenta.

Por qué hacer mantenimiento de redes hidráulicas

Es recomendable que el mantenimiento de redes hidráulicas se realice al menos dos veces al año. De esta manera se evitarán y se prevendrán futuros inconvenientes con la red. El mantenimiento de redes hidráulicas es de vital importancia para evitar que se produzcan fugas de aguas residuales (con los inconvenientes que conlleva para la salud), o que la canalización se rompa y sea necesario cambiarla.

Además, una tubería rota puede provocar infiltraciones sobre el terreno, que se humedecerá y que podrá llegar a hundirse con el paso del tiempo. En muchos casos, los sistemas de redes hidráulicas conducen el agua para su tratamiento en depuradoras. Por eso, una infiltración puede ser también perjudicial para el medio ambiente.

Como se ha señalado, el mantenimiento de redes hidraulicas e hidrosanitarias es vital y debe ser realizado periódicamente. Sirve para evitar problemas mayores que desembocarían en grandes inversiones monetarias y en problemas sanitarios, estructurales o medioambientales a largo plazo. Por eso es importante ponerse en manos de los mejores profesionales, y no descuidar la salud de la red hidráulica.

Sin comentarios

Añadir un comentario