Tipos de cámaras para el mantenimiento de tuberías

Tipos de cámaras para el mantenimiento de tuberías

El mantenimiento de tuberías implica una serie de acciones que deben llevarse a cabo con las mejores herramientas. De este modo, la inspección de tuberías con cámara se convierte en la mejor opción. Se caracteriza por ser una revisión de las tuberías con una serie de cámaras robotizadas o manuales que permiten tener imágenes de lo que hay en el interior. De hecho, así se consiguen resultados precisos y llegar a todos los espacios de la canalización.


Ventajas de las cámaras robotizadas en el mantenimiento de tuberías


Claves del mantenimiento de tuberías Tipos de cámaras para el mantenimiento de tuberías

La inspección de las tuberías con una cámara de televisión es un servicio que hoy en día es indispensable para las compañías que trabajan en estas labores, ya que se evitan males mayores. De este modo, una revisión de forma periódica favorece al propio mantenimiento y a un estado óptimo de la canalización. Para lograr este objetivo, podemos encontrar diferentes tipos de cámaras:

Cámaras robotizadas

Estas cámaras permiten inspeccionar cualquier tubería, desde las más pequeñas hasta las más anchas, y las mismas cuentan con una autonomía de hasta 300 metros, además de disponer de un zoom de 12 metros. Por otro lado, también tienen iluminación propia, visión axial y cabezales rotativos, siendo capaces de medir pendientes y saltar obstáculos (de ahí que incluso puedan actuar en atmósferas explosivas).

Cámaras manuales

Estas cámaras permiten revisar tuberías de entre 25 y 220 mm, con una autonomía de 60 metros en distancia recta, así como también pueden inspeccionar tuberías verticales e inclinadas, llegando a superar los codos. Por otro lado, para la grabación hacia atrás poseen unas lentes oscilatorias con las que controlar mejor el movimiento.

Beneficios de la inspección de tuberías con cámara

Con estas instalaciones se puede revisar desde el primer hasta el último rincón, permitiendo obtener imágenes donde el ojo humano no podría llegar. Por ello, con estas tuberías nos aseguramos que el mantenimiento es óptimo, ya que las mismas son capaces de revisar toda la tubería.

Además, todas estas imágenes permiten realizar unos informes detallados, puesto que las imágenes que se toman pueden describir con total exactitud lo que hay dentro de las tuberías, minimizando al máximo el margen del error y detectando un problema (si lo hubiera) de inmediato.

Igualmente, con estas cámaras se realizan grabaciones que después serán revisadas, por lo que es difícil que los detalles se escapen. Esto también provoca que el mantenimiento sea más completo y que haya una mayor rapidez y productividad en las inspecciones, algo en lo que se ha ganado con los avances tecnológicos.

En definitiva, estas cámaras hacen que el mantenimiento de tuberías se perfeccione. Después de las revisiones pertinentes, aportan una mayor seguridad y profesionalidad por parte de las personas encargadas de hacer que la cámara funcione.

Sin comentarios

A√Īadir un comentario