refrigeración industrial

El ciclo de refrigeración industrial

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la refrigeración industrial viene a marcar un antes y un después en la historia de la humanidad. De hecho, desde su invención y masificación, se ha constituido como uno de los pilares más importantes de nuestra sociedad.

La capacidad de generar frío mediante el uso de estos sistemas nos ha permitido a lo largo de estos años muchas más cosas además de conservar alimentos y otros productos perecederos, lo cual de por sí es algo sumamente importante. Hoy en día contamos con los medios para transportar alimentos a cualquier parte del mundo sin romper en ningún momento la cadena de refrigeración.

¿Qué es el ciclo de refrigeración industrial?

El ciclo de refrigeración consiste en la absorción de calor del medio que queremos mantener refrigerado. A continuación, ese calor será transferido a la atmósfera. Para esto, el sistema de refrigeración requiere de varios componentes.

¿Cuáles son los componentes de un sistema de refrigeración?

Son varios los componentes que forman parte de un sistema de refrigeración industrial. Entre ellos podemos mencionar:

  • Compresor. Tal y como su nombre indica, la función del compresor no es otra que comprimir los gases provenientes del evaporador, con lo cual se incrementa la presión de los mismos y, por ende, su temperatura. Estos gases calientes posteriormente pasarán al condensador.
  • Condensador. El condensador es un elemento del ciclo de refrigeración cuya tarea no es otra que la de disipar la energía calórica generada por el compresor. Existen diversos tipos de condensadores, entre los cuales tenemos las torres de refrigeración (sistemas abiertos y cerrados), el condensador evaporativo y el aerocondensador seco.
  • La válvula de expansión. La función de la válvula de expansión es la de generar una disminución abrupta de la temperatura del refrigerante mediante la disminución de la presión. En la actualidad, las válvulas de expansión más utilizadas en la refrigeración industrial y comercial son las termostáticas y las electrónicas. Las mismas nos permiten ejercer un control permanente sobre el caudal del refrigerante que llega al evaporador, próxima escala en este ciclo.
  • El evaporador. Es el componente de este ciclo que se encarga de extraer la energía calórica del recinto que se desea refrigerar. Esto se lleva a cabo mediante la disminución abrupta de la presión del refrigerante, lo cual ocasiona su enfriamiento.

¿Cómo funciona el ciclo de refrigeración industrial?

Podemos resumir el funcionamiento del ciclo de refrigeración industrial de la siguiente manera:

Se comprime el fluido refrigerante; después, en el condensador, el refrigerante pasa de estado gaseoso a estado líquido. Posteriormente, la válvula de expansión reduce la presión, lo cual disminuye la temperatura. Finalmente, el refrigerante llega a muy baja temperatura al evaporador, donde se enfría el ambiente. Desde aquí, se completa el ciclo de refrigeración industrial, volviendo al compresor.

Sin comentarios

Añadir un comentario